No lavo cubiertos

María iba manejando hacia Huntington Beach, disfrutando el amanecer sobre los campos de naranjade Santa Ana, cuando recibió una llamada de Eleonor, una conocida de Carol, pidiéndole hacer lalimpieza de Seguir leyendo

Posted On :